EL CÍRCULO ÁGORA logo el círculo ágora

Asociación cultural

  • Incrementar el tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar el tamaño de la fuente

Red de Favores

Hacia dónde queremos ir

El dar y el recibir. Al dar, creamos riqueza, gracias a que la otra persona recibe de nosotros. Esta riqueza se ve materializada en las unidades-tiempo de la libreta que utilizaremos a nuestro favor en un futuro intercambio que recibiremos, pero además existe riqueza en el mero hecho de dar por haber movilizado en nosotros fuerzas creativas y de entrega, sin necesidad de que recibamos nada a cambio. Y cuando recibimos, además de obtener beneficio por el servicio recibido, permitimos que la otra persona se enriquezca dando.

Al contrario del dinero, que, cuando se acumula, es un capital muerto que no sirve para nada ni nadie, la riqueza que se genera en los intercambios es un capital vivo, ya que, al alternar los “dar” y “recibir”, la fuerza creativa de la vida está constantemente en acción.

El intercambio. De ahí que lo más importante en la Red sea la calidad de los intercambios, que se refleja en el Catálogo y que los miembros cuidan especialmente, y no tanto el valor y la moneda que se utilice para que tengan lugar.

Por otra parte, el funcionamiento multilateral enriquece enormemente el grupo por el aumento de relaciones internas que esto genera.

La libreta, además de poseer una función práctica, es un verdadero espejo de los intercambios que se realizan.

El "punto cero". De ahí el símbolo del “punto cero”, que representa el equilibrio, la línea que ordena nuestras fuerzas positivas y negativas. De esta manera se apunta a otra economía, a la vez que se aprende otra manera de relacionarse frente al intercambio.

Consciencia de grupo. Es el propio grupo el que se hace cargo de este punto cero -y por ello establece ciertos límites para preservar el equilibrio-, mientras que cada individuo se hace cargo a su nivel de sus intercambios, por ejemplo en la autogestión de su saldo positivo/negativo.

Para seguir en la Red, la persona debe pues cooperar con el grupo. Para ello respeta el límite de su saldo positivo/negativo, aporta la contribución anual, y además respeta otras medidas que la Red pueda llegar a considerar como necesarias.

El equipo de coordinación de la Red, abierto a quien quiera participar en él, tiene un papel importante a la hora de construir, junto con los restantes miembros, una verdadera consciencia de común.

Una labor social. La flexibilidad de las normas de uso que fija la Red permite dar una solución a casos más extremos (como la enfermedad, por ejemplo), y contribuir de este modo a verdaderas creaciones sociales.


[ Red de Favores ] [ Hacia dónde queremos ir ]